Los glúteos son probablemente una de las partes del cuerpo más complicadas de trabajar. Como todo ejercicio, requiere de esfuerzo y dedicación, sin embargo, es una de las partes del cuerpo en la que tanto mujeres como hombres tienden a fijarse en su pareja. Así que sin lugar a duda, valdrá la pena el esfuerzo. 

Lee más: ¿Bailar ayuda a ejercitarnos?

Algunos ejercicios para fortalecer y delinear nuestro booty

Peso muerto

Es un ejercicio ideal para trabajar la parte posterior de nuestras piernas. Debemos tener cuidado al realizarlo para no lastimarnos y que nuestros glúteos, isquiosurales y aductores largos trabajen de la mejor manera posible.

Para realizarlo, debemos ponernos de pie y apoyar solo una pierna. Se recomienda flexionar un poco nuestra pierna de apoyo y también colocaremos nuestros brazos rectos paralelos a dicha pierna.

Hay que bajar el cuerpo y al mismo tiempo elevar la pierna hacia el lado contrario. Debemos mantener nuestra espalda recta como si estuviéramos formando una línea horizontal, al terminar alternamos la pierna. Se recomienda hacer 10 repeticiones durante 4 series.

Desplantes

Al realizar este ejercicio podemos utilizar mancuernas por si queremos aumentar un poco la dificultad. Estando de pie vamos a mantener nuestra espalda recta, después flexionamos un poco las rodillas y damos un paso ya sea hacia al frente o hacia atrás.

Mantenemos esa posición, nos elevamos y hacemos lo mismo con la otra pierna. Se recomienda hacer este ejercicio de 10 a 15 repeticiones (cada pierna) durante 4 series.

Frog Pump 

Puede parecer un ejercicio un tanto fuera de lo ordinario, no obstante, es muy efectivo. Para hacerlo, hay que estar en el suelo, boca arriba, con las piernas abiertas en posición de mariposa y juntando las plantas de los pies.

Debemos elevar el booty hacia arriba, mientras nos apoyamos de nuestros codos y contraemos los glúteos lo más que podamos. Hay que mantener esta posición durante un segundo antes de bajar.

Patada de glúteo

Para hacerlo de forma adecuada hay que poner ambas manos en el piso y apoyar una rodilla. Con la mirada al frente vamos a elevar la otra pierna, manteniendo la espalda recta y contrayendo al máximo el glúteo.

Se recomienda que la pierna con la que estamos trabajando no sobrepase el límite de la otra pierna apoyada para darle mayor enfoque al glúteo en lugar de a otros músculos. Se aconseja hacer de 10 a 12 repeticiones durante 4 series.

Elevación de pelvis con una pierna 

Para fortalecer nuestro booty con este ejercicio, debemos recostarnos boca arriba, con rodillas flexionadas y los brazos apoyados a los lados del cuerpo.

Vamos a levantar el booty del suelo empujando con un pie de apoyo, mientras el otro se encuentra en el aire. Mantenemos la posición por un segundo al estar elevados y exhalamos al descender sin apoyar los glúteos en el piso. Alternamos con el otro pie y realizamos 10 repeticiones durante 4 series, con cada pierna.

Te puede interesar: Snacks saludables para adelgazar en invierno

Estos son otros consejos que pueden ayudarnos a tonificar nuestro booty

  • Humectar la piel: Esto nos ayuda a brindarle a nuestro booty una estructura más fuerte, sólida, y puede ayudar a combatir las estrías. Al momento de aplicar la crema humectante que más le convenga a nuestro tipo de piel se recomienda aplicar con movimientos hacia arriba.

  • Mejorar la alimentación: Un valioso consejo es consumir alimentos que nos ayuden a crear y tonificar músculo, que contengan grasas saludables y ayuden a purificar el cuerpo. Estos pueden ser: pollo, pescado, huevo, aguacate, frutos rojos, nueces y hojas verdes. De igual manera tomar agua y disminuir las sales ayuda a nuestro booty.

  • Un buen descanso: Garantizar un buen descanso al dormir es fundamental para nuestro bienestar en general, y de igual manera, ayuda a fortalecer nuestro booty. Esto debido a que al dormir, nuestras células se regeneran y ayudamos a que los músculos se recuperen. Para evitar glúteos flácidos hay que dormir mínimo 8 horas diarias.

¿Cuál es tu ejercicio favorito para fortalecer el booty?