Nuestra almohada juega un papel fundamental al momento de obtener un descanso reparador y adecuado. A pesar de esto, son contadas las personas que se toman la molestia de evaluar minuciosamente las opciones que tienen, antes de finalmente tomar esta importante decisión. Pero, ¿cómo podemos elegir la almohada perfecta?

La importancia de una almohada perfecta para ti

Como seres humanos, pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida durmiendo. Por lo que la elección de un colchón y una almohada, con los cuales tendremos un descanso ideal, no debe ser tomada a la ligera.

Una almohada perfecta para nosotros debe de tener el objetivo de beneficiar una adecuada postura de la columna vertebral. Nuestra cabeza, cuello y columna vertebral deben de estar alineados para propiciar un descanso satisfactorio. De igual manera, favorecemos a que nuestros músculos se relajen y tengamos una buena respiración.

Elegir la almohada correcta para nosotros puede evitar: dolores de cuello, espalda y hombros; mala circulación de la sangre; ronquidos y silbidos; pesadillas; estornudos y problemas para respirar.

Cabe recalcar que no hay una almohada perfecta que funcione para todos, sino que cada uno de nosotros debe determinar cuál es la ideal para su persona con base a determinados factores.

Te puede interesar: ¿Meditar ayuda a dormir mejor?

Aspectos a considerar para elegir la almohada perfecta

Algunos de los aspectos más importantes a tomar en cuenta a la hora de seleccionar la almohada perfecta para nosotros son: la postura al dormir, el peso y la temperatura.

Posturas

Boca arriba: Para las personas que suelen dormir boca arriba se recomienda utilizar una almohada de grosor y firmeza intermedios. La parte de la cabeza que reposa en la almohada es la nunca y las cervicales, una almohada de 12 a 13 centímetros de ancho es lo ideal.

Boca abajo: Con la meta de alinear la cabeza con el resto del cuerpo, es aconsejable optar por una almohada suave, blanda y fina. Esto debido a que las almohadas que son demasiado duras o rígidas pueden llegar a apretar la garganta, dificultando la respiración. Una almohada de 10 centímetros de ancho puede ser la opción.

De lado: Una almohada intermedia o media-alta puede ser la opción conveniente para quienes disfrutan dormir de lado. Una opción muy blanda ocasionará que nuestra cabeza caiga y una muy rígida que forcemos el cuello. Por lo que, para una alineación correcta se recomienda una almohada entre 12 y 15 centímetros de ancho.

Complexión física

Una solución popular utilizada para determinar la medida de nuestra almohada perfecta es medir la distancia entre el hombro y la oreja. A esto se le suman 2 o 4 centímetros dependiendo de la rigidez deseada.

Normalmente, las personas que suelen tener hombros más anchos requieren una almohada de mayor grosor, en comparación con aquellas con hombros más delgados o finos.

Lee más: ¿Existe una hora indicada para hacer ejercicio?

Almohadas recomendadas

Estas son algunas de las opciones, actualmente disponibles en el mercado, más recomendadas por usuarios y crítica especializada.

  1. a)  Puredown – Almohada lavable de plumas y plumón de ganso, antiácaros transpirable (Standard Size / Juego de dos)
  2. b) Lester Top Feather – Almohada de plumón y pluma de ganso y pato, calidad superior (Standard Size / Con tecnología Down Guard)
  3. c) Dreamlab – Almohada Cloud, ajustable con memory foam y microfibras (Standard Size / Firmeza media)
  4. d) Spring Air – Paquete de 2 almohadas, 100% algodón firme (Standard Size)
  5. e) Sognare – Almohada con tecnología micro-Fussion, con capa intermedia de algodón y capa intermedia de tela sin tejido (Standard Soft Size)

Ahora ¿Ya sabes cuál es la almohada perfecta para ti?